13 de julio de 2009

La temida limpieza de verano (I)...

Aún recuerdo con horror cuando, tras acabar los exámenes de Junio, mi madre llegaba el primer día de tus vaciones y, a traición, te levantaba a las 8 o las 9 de la mañana para "hacer la limpieza" ¡¡¡HORROR!!! Y es que...queridas mías... no es suficiente una buena decoración, tener un gusto exquisito o dinero suficiente para gastarlo en las mejores piezas de diseño si a todo lo anterior no lo acompaña una buena limpieza. Estoy inmersa en la temida limpieza de verano y he pensado que quizá pueda seros de ayuda reunir en un par de entradas algunos consejos prácticos. Lo más importante es dar el primer paso...

Bien, sí, ¡bien! ¡¡¡sí!!!... una vez más,... ¡Ahora sí! Es fundamental gritar, es el primer paso. Una vez liberadas las tensiones el resto es más fácil... Porque cuando te planteas limpiar una casa después de un largo invierno te tiemblan hasta las piernas. Quita cortinas, da la vuelta a los colchones, retira la ropa de los armarios, limpia armarios, vuelve a colocar la ropa (esta vez la de verano), haz el triaje de la ropa de invierno para diferenciar entre tintoreria y lo que se lava en casa... ¡¡¡Que follón!!!

Primer paso.- Asumir que una limpieza de este tipo no puede, NI DEBE, hacerse en un sólo día. Este fin de semana le ha tocado a nuestra habitación, cuarto de baño y armarios. Durante esta semana trataré de limpiar el otro cuarto de baño y las otras dos habitaciones. Para el siguiente fin de semana, queda lo mejor... ¡La cocina y el salón! Casi ná...

Segundo paso.- He tomado la determinación de afrontar este tipo de limpiezas (gracias a Dios sólo es una al año) de una manera muy ordenada y os recomiendo encarecidamente que pongáis especial atención a este punto. Es importante ir recogiendo según vas avanzando porque lo que te puedes encontrar "extramuros" al terminar la habitación puede ser mortal de necesidad. Con ordenada quiero decir que vayas almacenando la ropa en bolsas bien identificadas por su destino y que procures dejar los menos zaleos posibles por el medio. Yo, por lo menos, me agobio menos.

Tercer paso.- Recoge antes de comenzar con la limpieza en profundidad todo lo que sea susceptible de lavadora, tintorería, sacudir, etc... Es decir... Las cortinas, las fundas de colchón y almohadas a la lavadora. Las alfombras, después de sacudidas y aspiradas, guardaditas para que no molesten. Con todos los adornos, cuadros y demás vamos haciendo lo mismo de manera que cuando terminemos tengamos la habitación más despejada y así sea más fácil ponernos con su limpieza.

Cuarto paso.- El cambio de ropa de temporada... No se si en vuestras casas habrá costumbre de hacer este tipo de limpiezas pues conozco muchas en que no lo es pero en mi casa, desde niña, he vivido el cambio de armarios con especial intensidad. Era el momento de sacar de los armarios la ropa del verano anterior, revisarla, comprobar lo mucho que habías crecido y, lo que más me gustaba de todo, era el momento de guardar la ropa oscura y abrigosa del invierno para dejar paso a los colores y los tejidos livianos del verano. Durante este proceso se limpian los armarios por dentro. Reconozco que yo no soy mucho de perfumarlos pues me gusta que no huelan a nada pero mi abuela utiliza laurel y, de paso, ahuyenta los bichillos indeseables.

Hoy no voy a cansaros más, hacer la preparación y la puesta a punto de los armarios ya es bastante así que para mañana dejaremos la limpieza a fondo de la habitación. Y vosotras... ¿Qué me contáis? ¿Es costumbre en vuestras casas la limpieza de verano?

8 comentarios:

xirimiri dijo...

Se nota que has pasado por esto varias veces!!buenos consejos!!
bss

Ana Trigo dijo...

Hola Mejo, que bien tenerte de vuelta! Pues yo es que hago limpieza...de Otoño. Siempre a principios de Septiembre coincidiendo con los chequeos médicos de rigor para quitarme todas las cosas desagradables de golpe. Lo del cambio de ropa lo hago en abril o mayo porque aquí por esa fecha ya sobran los abrigos ¡y todo lo demás! Muy buenos consejos, un besito!

Alicia dijo...

En la casa de mis padres, alfombras a la tintorería, cortinas, mantas, y luego volver a colocarlo todo... Pero también hay que verle el lado divertido, y el gusto que da que todo esté ordenado y limpio tras rematar aunque estés agotada.
Besos

S.A. dijo...

El laurel? Lo voy a probar...

macarena dijo...

Temible, temida, odiada...limpieza con el cambio de temporada. Si encima tienes niños, el problema se agrava porque por un lado tienes que buscar el momento de que te dejen ponerte manos a la obra y por otro, ¡tienes el doble de cosas que ordenar!. Menos mal que luego vuelve la paz y el orden a reinar en nuestros días. Mucho ánimo con la limpieza y un beso grande,

Macarena

La Chimenea de las Hadas dijo...

Prinnnnnnnnn...si si..mi madre igual y todavia es asi....todavia me ha dichi estos dias por tlf q esta esperando q vaya para hacer su "limpieza general"...q recuerdos me has traido.un besito guapa

TinkerBell dijo...

Uff, ya me he cansado de leerlo!! jejeje, creo q todas nuestras madres nos han hecho pasar por ello en algun momento!!

Buenos consejos!! :)

DESIGNLAND dijo...

Pues yo hace un mes ya hice limpieza de armarios con cambio de ropa de temporada. Lo demás me lo dosifico según me pega durante el año...ahora hace demasiado calor para tanta cosa junta! Te imagino estresadita con las manos en la masa, jaja ánimo, te queda menos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...